Viernes, 05 Agosto 2016 16:41

Consejo de Crónica de LZC Instrumento para blindar Acervo Cultural

Escrito por 
Valora este artículo
(3 votos)

· Conjuraría Verdad a Medias sobre Historia de Municipio Porteño.

Porque a una sola persona, no le alcanza la vida para enriquecer los antecedentes de la ciudad y a fin de conjurar documentos apócrifos, la sociedad lazarocardenense busca la creación del Consejo de La Crónica con una serie de intelectuales quienes en colectivo cultiven y promuevan la crónica del municipio porteño.

Ser cronista debe ser una vocación, por ello no se puede imponer un solo estilo para hacer crónica, ni transformar al consejo de un organismo honorario en una oficina de gobierno señalan quienes poseen conocimientos y trabajos de investigación publicados en libros sobre historia, folclor, costumbres, tradiciones, identidad, desarrollo urbano, cultura y medio ambiente.

Éstos últimos son requisitos indispensables para designar a los integrantes del Consejo de Cronistas del puerto michoacano, pues ya basta de designaciones que sólo exhiben ignorancia de los alcaldes en turno y abuso de quienes sorprenden al pueblo con mentiras. Coincidieron en señalar personas que han vivido y conocen la historia de ésta pujante ciudad.

Los Consejos de la Crónica se crean con personajes que tienen amplia trayectoria en investigación del patrimonio cultural tangible e intangible, buena reputación, solvencia moral probada y honorabilidad, integrados por ciudadanos relacionados con el arte, la medicina, la arquitectura, la pintura, la historia, la literatura, la antropología, culturas populares y medio ambiente, para que de manera plural y múltiple se realice la labor que difunda la crónica de la ciudad.

Ésta inquietud parte del abuso que se hizo del tema por profunda ignorancia que en su momento tuvo el cabildo cuando el alcalde interino Ildelfonso Estrada Jacobo sacó la propuesta para favorecer a su amigo sin la seriedad respectiva, cargo que ocupó hasta 2012, sin dejar aportes a la comunidad.

Es deseable y loable que se reconozca la labor de los ciudadanos que han trabajado por el bien colectivo en cualquiera de sus formas, sin embargo, éste proyecto no puede nacer de una mentira, como fue el citado caso del que se creó un comité tras su muerte y más aun otorgando bustos y presea con su nombre.

Toda vez que las esculturas en espacios públicos de la ciudad deben ser creaciones de escultores con valor artístico o de personalidades de la talla presidencial o héroe nacional para que la historiografía del arte resalte su valor artístico y/o histórico, porque sin duda, estas imagen se convierten en iconos de la ciudad, por lo que es inadmisible tolerar el capricho de unos cuantos en la avenida principal de la ciudad portuaria, la cual está destinada a ser de ocho carriles hasta la entrada al mejor puerto de américa latina.

Obras escritas por investigadores de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) fueron usadas por el extinto, también se apoderó de documentos importantes cuando fue el encargado del departamento de archivo municipal, como constató Salvador Magallón Barajas Presidente del Comité Pro Fundación del Instituto Tecnológico de Lázaro Cárdenas (ITLAC) quien intento recobrar inútilmente el material que prestó y nunca regresó a sus manos.

Por eso hoy “La Verdad podrá hacer libres” a los lazarocardenenses pues cada uno de los miembros del Comité de la Crónica puede hacer su trabajo en la tranquilidad de su casa porque finalmente lo que importa es que entreguen su aporte a la comunidad, al ser los ojos y los oídos que hurgarán cada rincón de la ciudad, para después narrar sus hallazgos desde su área de especialidad.

Aun cuando no es limitativo el número para pertenecer al Consejo de la Crónica, si debe haber un comisionado (a) que se encargue de coordinar y acopiar los materiales de los integrantes de acuerdo con el reglamento. Sin perder de vista que la integración de éste consejo debe hacerse a través de una convocatoria abierta.

En cuanto a la presea en comento, sin duda debe instituirse con el nombre del presidente de la República visionario que dio origen y nombre al municipio porteño General Lázaro Cárdenas del Río.

Visto 1368 veces

facebook-bottom